Telegeriatria….

Estoy en contra de la telemedicina pues viola los principios de una buena technica medica donde la relacion medico-paciente y el ojo clinico es fundamental…pero en caso de la tercera edad donde muchos ancianos viven solos y la unica compañia solo podria ser un smartphone y un medico geriatra en el otro extremo…p o r eso insisto en la calidad de Vida y la preparacion fisica para evitar la sar copenias unida a un buena alimentacion que nos garanticen una vejez funcional e independiente…por eso abogo por los ejercicios de resistencia son 650 musculos con sus respectivas miokinas protectoras y que constituye nuestro mayor organo endocrino-metabolico y lo podemos y DEBEMOS entrenar.

Paradoja vegetal

Se esta hablando mucho de las lectinas en los vegetales como papas..frijoles..cereales frutas..frutos secos que producen inflamacion cronicas pues estas proteins vegetales familia del gluten interfieren con la absorcion en las vellosidades..hemoaglutinacion y se creen precursores de muchas enfermedades autoimmunes como la arthritis Rheumatoid..Vitiligo..etc…en que Plano quedan los vegetarianos??..Siempre he obserbado que los vegetarianos son los peores seres alimentados y desnutridos..porque los seres humanos somos carnivoros y no omnivoros!!…tenemos el intestino delgado largo…el intestino grueso corto y sin la flora adecuada..claro..cosumimos vegetables recalentados o procesados para eliminarle las lectinas..que son las lectinas??..Unas proteinas vegetales que se unen a los azucares p ara que los animales (incluyendo al hombre) no la coman…son las defensas de las plantas para protegerse de ser ingeridas…la misma naturaleza y el sentido comun nos indican que DEBEMOS minimizar el consumo de alimentos con lectinas.

Azucares….

La explicación de este fenómeno se la debemos al Dr. Otto Warburg, Premio Nobel en Medicina en 1931, quien descubrió por primera vez que las células cancerígenas tienen un metabolismo energético diferente al de las células sanas.

En términos simples es que las células cancerígenas consumen 3 a 4 veces más glucosa que las normales, pero ésta glucosa no se transforma en ATP ( Energía) sino que fermenta en la célula, produciendo “ ácido láctico “ como deshecho, así el tumor tiene un ph más ácido, terreno fértil para su desarrollo, así les confiere la propiedad por un lado de ser más agresivas y más resistente a los tratamientos y por otro este ineficiente proceso de metabolismo energético hace que el cáncer desperdicie energía y el paciente se siente fatigado, cansado y mal nutrido. Esta es una de las razones del por qué el 40% de los pacientes de cáncer mueren por malnutrición y caquexia….por sentido comun es logico consumir una dieta Keto para matar de hambre al cancer…ademas un ayuno intermitente para estimular la autofagia y asi el propio cuerpo se encargara de destruirlo y obligar al sistema immunologico a destruirlo..ademas de estimular los cambios Epigeneticos benecfactores que eliminen a las celulas cancerosas..ademas un estricto sistema detox.

Medicina paradojica?

Acta méd. costarric vol.51 n.3 San José Jul./Sep. 2009

Paradojas de la medicina actual

Carlos Arrea Baixench

Miembro de Número de la Academia Nacional de Medicina

Después de la Segunda Guerra Mundial, el desarrollo de la medicina ha sido tan impresionante que cuesta imaginar cómo era el mundo cuando los niños morían de poliomielitis, de difteria, de tosferina y no se contaba con medicinas parar tratar la tuberculosis, la esquizofrenia o la artritis reumatoide, ni una larga lista de enfermedades a las que se les ha encontrado tratamiento adecuado. Era un mundo sin trasplantes de órganos y sin inseminación artificial, sin tratamientos para el cáncer, sin estudios genéticos y sin biotecnología.

El mundo actual es un mundo de novedades, donde la cascada conocimientos nos ha hecho perder de vista los años y los esfuerzos anteriores, como si todo hubiera aparecido de pronto. Pero no es cierto que todo ha surgido así. Sin negar que los últimos cincuenta años han contado con un caldo de cultivo, donde la investigación se ha desarrollado prodigiosamente, son miles de años de paciente y limitada observación de los enfermos y las enfermedades, lo que nos ha permitido alcanzar el nivel actual. A todos los que contribuyeron a este desarrollo, debemos reconocerles su esfuerzo, sin el cual nunca hubiéramos llegado a donde estamos.

Es difícil enumerar los descubrimientos más importantes, pero en un afán de lograr una opinión equilibrada, podríamos mencionar los siguientes: la penicilina, en 1941; la cortisona, en el 49; el fumado como productor del cáncer de pulmón y el tratamiento de la tuberculosis con estreptomicina y PAS, en el 50; el uso de la cloropromasina en el tratamiento de lo esquizofrenia, en el 52; la cirugía de corazón abierto, en el 55; el trasplante de riñón, en el 63; la prevención de los accidentes vasculares, en el 64; la curación del cáncer infantil, en el 71; la primera inseminación artificial, en el 78, y el descubrimiento del Helicabacter pylori, en el 84, para solo mencionar algunos.

Frente a este prodigioso avance de la medicina actual, se alzan cuatro paradojas difíciles de comprender y de analizar.

Primera paradoja: “La desilusión profesional de algunos médicos”

Ante el prodigioso avance de la medicina, es difícil entender como una cantidad de profesionales se encuentran desilusionados y han perdido el placer de ejercer su profesión. En un estudio realizado en Inglaterra, se halló que este fenómeno se presentaba en el 14% en 1966, y aumentó a casi un 50% en el 84. No se conocen, a ciencia cierta, las causas, pero la fragmentación que la medicina ha tenido, con la creación de las especialidades y de las subespecialidades, donde se ha perdido el dominio y el contacto estrecho con el paciente podría ser una de ellas. Esto es muy grave, ya que al disminuir la pasión y el entusiasmo necesarios para ejercer una profesión tan sacrificada, el avance que venimos experimentando podría interrumpirse.

Segunda paradoja: “El horror de no estar bien”

En ninguna otra época han existido tantos conocimientos médicos ni ha sido tan fácil que las personas obtengan información confiable sobre estos. Las noticias médicas aparecen todos los días en los medios de comunicación, se sigue el curso de las epidemias y se exige a los funcionarios transparencia absoluta en las noticias. Tenemos formas sofisticadas para diagnosticar y tratar las enfermedades, sin embargo, nunca las personas se han sentido más inseguras con respecto a su salud: temen contagiarse de enfermedades, viven buscando la dieta adecuada y con la creencia de que si se enferman, una pastilla, un tratamiento o una intervención tienen que regresarles la salud.

La incertidumbre fue -hasta el desarrollo de la medicina que hemos descrito- algo que el médico asumía y tenía la valentía de llevar sobre sus espaldas. No lo podía eliminar, había aprendido desde los tiempos de Hipócrates, que no todos los enfermos son iguales ni responden de la misma forma ante los tratamientos. Los medios de comunicación y los juicios por mala práctica han atemorizado al médico, a tal grado, que ha preferido trasladar la incertidumbre al paciente, lo que se ve favorecido por las opiniones aisladas de los especialistas, que con frecuencia se contradicen entre ellos. Estos fenómenos son los que han hecho que los pacientes se sientan tan inseguros, a pesar de estar rodeados de la tecnología más desarrollada: ¡el horror a no estar bien los atormenta!

Tercera paradoja: “El aumento de las medicinas alternativas”

El desarrollo de una medicina científica como la actual, donde todo debe ser investigado y probado, haría suponer que las medicinas alternativas desaparecerían, lo que no ha sucedido y, por el contrario, en algunos países como Estados Unidos, han tenido un gran desarrollo, y se refieren 425 millones de consultas al año, contra 388 millones efectuadas a los médicos generales.

Dos factores han provocado este comportamiento: el primero, el alto precio alcanzado por la medicina en ese país, y que es la cuarta paradoja, a la que nos referiremos; el segundo, y tal vez el más importante, es que a pesar de que esas medicinas usan procedimientos que no han sido sometidos a las rigurosas pruebas de la medicina convencional, son opciones beneficiosas para el paciente. Esto armoniza con los estudios de la Universidad de Harvard y de la Organización Mundial de la Salud, que consideran que el 80% de las enfermedades no requieren la altísima tecnología creada para tratar a los enfermos graves. Esta medicina, que produce verdaderos milagros en los hospitales y es muy útil en un 20% de los pacientes, no es necesaria en el resto de la población, y usarla es lo que ha encarecido los tratamientos.

Estas medicinas alternativas establecen una relación más directa y menos fragmentada con los pacientes, dado que no se les brindan tantas opiniones y se toma muy en cuenta la parte afectiva, algo que se ha perdido en los centros grandes y con exceso de especialidades, donde el enfermo no llega a intimar con ningún profesional y se siente perdido entre tanta ciencia

=========================

La desilucion de los medicos es que la medicina actual no logra curar a la mayoria de las enfermedades cronicas o degenerativas y los medicamentos y/o errores Medicos que constituye la tercera causa de muerte (no reconocida por el CDC)..ademas del costo y comercializacion de Salud y el see humano tratado como una mercancia mas.